Perspectivas de crecimiento del sector hotelero
22 de septiembre de 2021
Reforma Tributaria e Impuesto sobre la Renta: ¿qué cambios?
13 de octubre de 2021
Mostrar todo

Lo que necesita saber antes de abrir su empresa

Tiempo de lectura: 12 minutos

Desde la definición del mejor régimen fiscal hasta la elección del lugar donde operará la empresa, pasando por la composición de la sociedad, es necesario prestar atención a innumerables detalles antes de lanzar su producto o servicio al mercado. Vea algunos de ellos a continuación.


Elaborar un plan de negocio es un paso fundamental

El documento debe describir los objetivos que desea lograr con el negocio y qué estrategias deberán usarse para alcanzarlos, asumiendo el menor riesgo posible. Durante la elaboración del plan, el emprendedor debe realizar una investigación en profundidad sobre el segmento en el que pretende operar, el mercado de consumo, posibles proveedores, etc. Este estudio es esencial para el éxito en los pasos posteriores. Después de todo, será posible predecir problemas y desafíos de antemano, basándose en datos objetivos. En la práctica, el plan de negocio es un análisis de la viabilidad de la empresa y, por tanto, debería ayudar a dar respuesta a las siguientes preguntas:

• ¿Cuál es el negocio? (nombre, misión, sector de actividad, forma jurídica, marco fiscal, etc.)
• ¿Cuáles son los principales productos y / o servicios que ofrecerá la empresa al mercado?
• ¿Quiénes serán sus principales clientes?
• ¿Dónde estará ubicada la empresa?
• ¿Cuánto capital será necesario invertir?
• ¿Cuál será la facturación mensual proyectada? ¿Y el beneficio? ¿Cuánto tiempo tardará en volver el capital invertido?


Otro punto que debes incluir en tu planificación inicial es la matriz DAFO (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas), una herramienta que te ayudará a evaluar los factores internos y externos que pueden impactar tu negocio. Con esto tendrás más subsidios.
formas concretas de tomar decisiones, ahora y cuando la empresa ya está en funcionamiento, lo que ayuda a minimizar los errores en la operación. La industria se define por el tipo de producto o servicio vendido. En la elaboración del propio plan de negocio es necesario definir en qué sectores de la economía encaja la actividad productiva de su empresa: agricultura, industria, comercio o prestación de servicios.

• La agricultura comprende actividades destinadas a la producción de hortalizas, crianza y / o tratamiento de animales. Algunos ejemplos son el cultivo de soja, la apicultura y la ganadería.

• En el ramo de la industria, el objetivo principal es transformar las materias primas en productos terminados, utilizando máquinas o no. En este grupo se encuentran las empresas que fabrican muebles, autopartes, confección, entre otros.

• El comercio se caracteriza por la venta de bienes directamente al consumidor oa otra empresa. Pueden ser cafeterías, tiendas de ropa, tiendas de coches, etc.

• Las organizaciones dedicadas a brindar servicios, en lugar de entregar bienes, ofrecen su propio trabajo al consumidor final oa otra empresa. Eso es lo que pasa con una escuela o una agencia de marketing, por ejemplo.


También es necesario definir la actividad económica

Todo tipo de empresas necesitan estandarizar sus actividades de acuerdo con la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE). Para consultarlo basta con acceder a: www.cnae.ibge.gov.br. Encontrar la actividad más adecuada para su negocio es fundamental para asegurar que la empresa cuente con el marco fiscal adecuado (algunas actividades no pueden clasificarse en el régimen de Simples Nacional, por ejemplo), además de beneficios y bonificaciones relacionados con el perfil de actividad (como incentivos fiscales específicos). En el caso de Simples Nacional, es la CNAE la que establecerá la tarifa a la que estará sujeta la empresa. Otro detalle importante es que CNAE define las operaciones que puede realizar la empresa. Es por eso que algunas organizaciones deciden trabajar con una CNAE principal y algunas secundarias. En esta decisión estratégica, es importante contar con el apoyo de un contador, quien le indicará las mejores opciones.

La calificación legal determina la responsabilidad del empresario

Esta calificación definirá la forma en que la empresa es tratada por el gobierno y también la forma en que se relaciona legalmente con terceros, ya sean clientes o proveedores.
Las formas legales más comunes son:

• Microempresario Individual (MEI) – indicado para el autónomo. El empresario clasificado como MEI puede tener CNPJ, emitir facturas fiscales y contribuir al Seguro Social. Sin embargo, para continuar en esta categoría de empresa, las ventas anuales no pueden superar los R $ 81.000.

• Empresario individual (EI): también es una calificación atribuida al individuo que trabaja por cuenta propia. La principal diferencia con relación al MEI es que, si la empresa se inscribe en el Simples Nacional (ver tema sobre régimen tributario), puede tener ingresos anuales de hasta R $ 360 mil para ser considerada Microempresa (ME) y hasta R $ 4 , 8 millones para ser considerada una pequeña empresa (EPP). En este caso, si hay deudas, el Los bienes personales del empresario pueden ser utilizados por los tribunales para remediarlos, ya que el capital personal y social están unificados.

Nota: Los límites de facturación de MEI, ME y EPP, definidos por ley, se modifican ocasionalmente.

Nota: La Ley 14.195 / 21, publicada el 27.08.2021 en el Diario Oficial de la Federación, establece el cese de la Sociedad Individual de Responsabilidad Limitada (EIRELI). Según la norma, todas las empresas inscritas en esta modalidad se transformarán automáticamente en Sociedad Limitada de Unipessoal (SLU).

• Sociedad en comandita: sociedad formada por al menos dos socios. En este caso, todos son responsables del capital social y de las deudas contraídas, según el valor de las acciones desembolsadas. Sin embargo, en caso de quiebra o cierre de la empresa, los bienes personales de cada socio quedan protegidos.

• Sociedade Anônima (S.A.) – es una empresa de acción colectiva, formada por dos o más socios, cuyo capital está dividido en acciones. En este formato, los socios son
llamadas de los accionistas y son responsables de la empresa (incluidas sus deudas) de acuerdo con el monto del valor de las acciones compradas o suscritas

• Organización no gubernamental (ONG) – a diferencia de las empresas, no tiene fines de lucro, además de caracterizarse por actuar en nombre de los intereses públicos
y no personal (de un emprendedor o de un grupo de socios). Sin embargo, para ser reconocida oficial y legalmente, la ONG debe estar calificada como Organización de la Sociedad Civil de Interés Público (Oscip). En esta condición, puede establecer alianzas y recibir donaciones de gobiernos o incluso empresas.



Un marco fiscal correcto es fundamental

En general, las empresas se clasifican según tamaño e ingresos anuales en: micro, pequeña, mediana y gran empresa. Es importante que estén enmarcados correctamente para que se recauden todos los impuestos adeudados, evitando así problemas con los Ingresos y, al mismo tiempo, evitando que el empresario pague impuestos prescindible, lo que representaría una pérdida. Es importante que la elección se haga con el apoyo del contador, ya que la mejor alternativa para cada empresa puede variar según el campo de actividad, los ingresos, el monto de los gastos operativos, entre otros factores. Por tanto, es fundamental realizar un análisis detenido antes de tomar la decisión.


Los miembros deben elegirse con discreción


Para los emprendedores que van a trabajar con uno o más socios comerciales, definir con quién se celebrará la asociación es otro punto importante. Algunos temas merecen una reflexión más extensa, que puede iniciarse a partir de preguntas orientadoras como:


• ¿Los socios tienen los mismos fines comerciales?
• ¿Qué tareas realizará cada uno y cuál será el grado de autonomía individual?
• ¿Existe consenso en puntos que suelen ser críticos, como el monto de la remuneración, la distribución de las ganancias, la posibilidad de contratar familiares como empleados, etc.?
• ¿El futuro socio tiene algún tipo de pendiente con agencias como la Hacienda Federal, Hacienda del Estado y Seguridad Social? Cabe señalar que restricciones de este tipo pueden impedir la apertura de la empresa o incluso perjudicar la relación con proveedores y bancos, dificultando el acceso al crédito.


Importante

Los cónyuges pueden ser socios solo si no están casados ​​bajo un sistema común o separación universal de bienes. Sin embargo, antes de constituir la sociedad conviene consignar en un contrato las obligaciones de las partes en caso de separación, para que la disolución del matrimonio no haga inviable la continuidad de las operaciones de la empresa.


Los artículos de incorporación formalizan la Sociedad

Una vez definido el perfil corporativo de la empresa y el acuerdo entre los socios, el siguiente paso es la elaboración de la escritura de constitución, que es el documento más importante de la empresa, análogo al RG para particulares. Se requiere el documento para abrir una cuenta legal, para la obtención de créditos e incluso para la emisión de facturas y otros documentos que forman parte del día a día de la organización. El contrato debe especificar el propósito del
empresa, las actividades realizadas, la descripción de las bases sobre las que se estableció la empresa y la división de acciones. Es posible obtener un modelo de la Junta de Comercio del Estado en el que la empresa opera, sin embargo, es muy recomendable el análisis de un especialista y la creación de un documento personalizado a la realidad de cada organización. Lo ideal es que todas las cláusulas están de acuerdo con la legislación más vigente, incluso para evitar pérdidas futuras a los socios y la empresa.


El punto debe ser estratégico

Dependiendo del campo de actividad, la elección de la ubicación puede afectar significativamente los resultados que se obtendrán. En el caso de la propiedad comercial, por ejemplo, las instalaciones juegan un papel preponderante en el éxito o el fracaso de la empresa. Pero algunas preguntas necesitan ser analizados, cualquiera que sea la naturaleza del negocio. Si la propiedad se alquila, por ejemplo, el contrato debe evaluarse en detalle y las condiciones de pago deben ser compatibles con los gastos previstos para tal fin. También es necesario solicitar o verificar las licencias de operación (tales como Licencia Preliminar de Operación y Vigilancia Sanitaria, Licencia Ambiental, Inspección de Bomberos) compatibles y obligatorias, según el tipo de propiedad y la actividad que será ejercido en el sitio. En cuanto a la ubicación, lo ideal es visitar el punto al menos tres veces, en horarios alternos, para verificar el movimiento de personas y vehículos, las condiciones de seguridad e incluso los servicios disponibles en las inmediaciones, como la oferta de aparcamiento, por ejemplo.


En el caso de las empresas de comercio o servicios, es fundamental verificar el potencial del mercado, la presencia de competidores, la legislación de ordenamiento urbano, la infraestructura de transporte público, la facilidad de acceso y la fluidez del tráfico de la vía, entre otros puntos importantes. En cuanto a las industrias, la proximidad de proveedores y principales consumidores, la disponibilidad de mano de obra calificada, la oferta de servicios públicos (energía electricidad, por ejemplo), las condiciones climáticas, los incentivos económicos y fiscales ofrecidos por el gobierno local e incluso la legislación sobre el uso de la tierra son factores que pueden pesar mucho más a la hora de elegir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
Olá, posso ajudar?